Fuera de la jaula

Fuera de la jaula

domingo, octubre 25, 2009

nueva narrativa alemana






Después de producir potencias de posguerra como Heinrich Böll, Günther Grass y Christa Wolf, en los años '80 pareció llamarse a silencio: la literatura alemana se volvió más "intimista" y menos "política". Desde lejos brillaba la luz de Sebald, pero en el continente se hablaba de una "nueva subjetividad". Los más críticos decían: el bienestar es demasiado grande, no hay nada para decir. En 1989, todos esperaban la gran novela sobre la Wende ("el cambio", la caída del muro y la reunificación), que sigue sin llegar. Pero ¿qué trajeron, después, los'90 y el inicio del nuevo siglo?

Apoyando el programa "Metrópolis Literarias" del Literarisches Colloquium Berlin (LCB), el Goethe-Institut presenta a cinco autores destacados de la narrativa alemana contemporánea. Los escritores que forman parte de este viaje -y cuyos textos presentamos en una publicación de fragmentos traducidos y en dos veladas de lecturas & músicas- suponen una buena constelación para una muestra: dos de los autores encaran uno de los temas alemanes por excelencia: el nazismo y la historia nacional. Nora Bossong (1982) elige a un personaje ambiguo, que hace lo imposible para no ver lo que pasa a su alrededor y permite que "las situaciones" lo lleven a realizar canalladas tanto como actos heroicos, sin hacerse una sola pregunta de orden moral. La novela de Marcel Beyer -poeta al igual que Bossong- comienza con una impactante descripción del bombardeo de Dresde, que se convierte en un punto de fuga que condensa los años del nazismo, la postguerra y el nacimiento de la República Democrática Alemana hasta su fin en 1989. Kaltenburg acaba de ser publicada por editorial Edhasa y será presentada en el marco de este encuentro en Buenos Aires. Por su parte, los libros de Ulrich Peltzer (1956) y Sherko Fatah son, cada uno a su manera, novelas "políticas". Peltzer disecciona el poder invisible pero absoluto de una sociedad gobernada por cámaras de seguridad ocultas y regulaciones a ultranza, en la que vive y sufre un "precariado cultural" (el fenómeno europeo compuesto por masas cada vez mayores de personas muy educadas, pero sin trabajo). Es una novela que habla de la crisis mundial a través de una narración casi cinematográfica. Fatah (nacido en la ex RDA, él mismo hijo de un curdo iraquí) se sumerge en un contexto distinto, el de un joven iraquí perseguido por todo tipo de fatalidades. Por último, la novela de Rolf Lappert es la historia de un hombre que llega al mundo bajo el signo de la desdicha y necesita toda su vida para poder "volver a casa", a sí mismo.
A juzgar por estos cinco títulos, parece haber una vuelta a los grandes escenarios, a la novela con mayúscula. Nada en estos libros es "pequeño", doméstico, subjetivo o, menos aún, superficial.

Un proyecto del Literarisches Colloquium Berlin (LCB) y el Goethe-Institut, con el auspicio del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania y la Fundación Pro Helvetia.